0 COMENTARIOS

Usar Facebook y Twitter en las empresas se prohíbe aun más

 

facebooktwitterprohibenenempresas Usar Facebook y Twitter en las empresas se prohíbe aun más

La complicación que está generando en el rendimiento laboral el uso indiscriminado de las redes sociales Twitter y Facebook está dejando una estela de problemas que ahora será difícil combatir puesto que el inconveniente se desarrolla en el mundo tecnológico. Varias compañías han dedicado conferencias a sus empleados con el único propósito de que estos logren trazar una marca constante de respeto entre sus obligaciones cotidianas con el manejo de estas redes. Pero en la mayoría de ocasiones las recomendaciones han sido inútiles, sobre todo, por dos motivos fundamentales: la permanente conexión a Internet de la que dependen muchos trabajadores actualmente, y la facilidad con que es posible accesar a cualquiera de los dos grupos virtuales mencionados. 

Si este problema sólo significase una delgada pérdida de tiempo en comparación con las horas que se gastan solamente organizando archivos y contestando llamadas, el problema no sería alarmante, pero cuando se tienen preocupantes informes sobre el rendimiento de ganancias de una empresa en donde muchos de sus trabajadores alimentan sus dotes de Facebook y Twitter, el inconveniente es mucho más serio. Según algunos reportes, que sin embrago no parecen ser concluyentes pero si dan una medida de lo que pasa alrededor de muchas empresas respecto al tema, factores como la mejor atención al cliente y la concentración en tareas arduas disminuye con el sólo hecho de tener en una pestaña del navegador el nombre de Facebook y Twitter.

Esos mismos informes señalan que las personas más propensas a jugar con este tipo de direcciones electrónicas durante las horas de trabajo, son aquellas que al parecer no tienen muchas obligaciones qué conllevar, o bien no tienen un interés real en su ocupación. El grado de incidencia en cuanto a determinadas horas de acceso al Facebook y Twitter es más notorio en las mañanas, cuando muchos trabajadores prenden sus ordenadores en busca de los más recientes informes sobre las acciones que se han producido en sus perfiles, al final de las horas de almuerzo y al cerrarse la jornada laboral.

Contrario a lo que muchos creen, parece ser que la mayoría de quienes no pueden vivir sin su acceso de Twitter o Facebook  mientras trabajan, sólo se dedican a mirar en un mayor porcentaje los perfiles de las personas que tienen inscritas en su red, a comparación con el envío de mensajes o publicación de fotos en su mismo perfil. Se cree que existe una injerencia importante entre la divulgación de secretos laborales, con el uso continuado de Facebook y Twitter en algunos empleados.

Etiquetas: , , , , , , , , , ,

Comentario:

Agrega un comentario:

Dinos que te ha parecido el contenido de esta nota.